PISTO CON CALABACÍN, BERENJENA Y LOMO. SOBRAN LAS PALABRAS.






¿Puede un pisto tener tan buena pinta y a la vez estar tan rico?. Disfruto cuando un plato trasmite toda su fuerza y su sabor solamente con el color que sus ingredientes desprenden. Es un plato  típico mediterráneo con ingredientes de nuestra huerta. La berenjena violácea y el calabacín verde jaspeado,  ligando  con el tomate natural a fuego lento. Es un ritual de la cocina tradicional. Además es un plato camaleónico con muchas variantes. Puedes añadirle pimiento o también  puedes añadirle longanizas o morcilla. Todo un escándalo de sabores.
En  mi memoria, todas aquellas  cenas entre amigos, en la falla, o en casa con la familia, donde no puede faltar un bocata de pisto.


LA RECETA (para 2 personas)

Es muy sencilla de preparar. Simplemente necesitaremos:

  • Una berenjena
  • Un calabacín
  • 2 rodajas de lomo de cerdo
  • Tomate natural triturado

Troceamos en pequeños cuadros la berenjena, el calabacín y el lomo de cerdo. Cogemos una sartén con un chorrito de aceite y freímos a fuego medio los ingredientes con una pizca de sal. Cuando ya estén un poco dorados, vertimos el tomate natural previamente triturado o rallado. Dejaremos que se fría a fuego lento durante una media hora. Un pequeño truco que solemos hacer para que el tomate pierda ese punto de acidez es añadirle una cucharada pequeña de azúcar. Finalmente rectificamos con un poquito de sal y punto.

ESTAS SON ALGUNAS DE LAS RECETAS QUE OS PUEDEN GUSTAR





 Fotografía: Santiago Hernández

Comentarios

Entradas populares