PAELLA CON AJOS TIERNOS Y CIGALAS FRESCAS




Hace unas semanas nos juntamos los amigos para comer. La verdad es que desde antes del verano no habíamos quedado.  Éramos 25 personas contando a niños y mayores. Los mayores querían comer fideua y a los niños decidimos prepararles un arroz al horno. Unos se encargaron de las ensaladas, otros de los aperitivos y otros del postre. Yo me encargué de la fideua para la cual preparé un caldo con gamba rallada pequeña, que viene a estar sobre unos 12 euros el kilo. El día fue fantástico  y los niños lo pasaron en grande. Deberíamos quedar más a menudo.
Pues bien, con el sobrante del caldo la semana pasada preparé un arrocito fabuloso con ajos tiernos y unas cigalitas frescas que en la pescadería Charo me recomendó.



INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

Media docena de cigalas

Un manojo de ajos tiernos

Tomate natural (100/150 gramos aprox.)

Aceite

Sal

Pimentón dulce

Arroz (125/150gr. por persona)

Caldo de marisco


ELABORACIÓN




En primer lugar echamos un buen chorro aceite de oliva virgen sobre la paella y sofreímos las cigalas con un par de ajos. Retiramos los ajos y reservamos las cigalas. 
REC&RECONSEJO: Es importante que no hagamos demasiado las cigalas para que con la coción del arroz terminen de hacerse y queden jugosas. A continuación los ajos tiernos previamente cortados. Cuando empiecen a dorar añadimos el tomate natural y rectificamos de sal. Dejamos que se vaya haciendo a fuego medio durante unos 10 minutos aproximadamente. Una vez está bien  sofrito añadimos una cucharadita de pimentón dulce y removemos para que no se queme y de inmediato le añadimos el arroz. Removemos para que el arroz se impregne de toda la sustancia que se desprende del sofrito de los ajos tiernos, del tomate y el pimentón. A continuación añadimos el caldo ya caliente. Yo pongo siempre tres partes la cantidad de arroz. Los primeros 10 minutos dejamos que hierva con alegría para dejar los últimos 8-10 minutos a fuego medio. Rectificamos de sal y cuando falten 10 minutos vamos colocando las cigalas para que terminen de cocerse y queden en su punto.





Fotografía: Santiago Hernández



Comentarios