LUBINA CON CREMA DE CALABACÍN Y CHIPS DE BERENJENA EN TEMPURA.



La lubina es un pescado muy apreciado por su valor culinario. La semana pasada quise preparar algo especial para cenar así que pensé que la lubina sería una muy buena opción. Esta vez combiné el calabacín y la berenjena en texturas distintas. Por un lado preparé una crema de calabacín y por otro lado hice unos chips de berenjena en tempura.  A los niños les encantó.  Son tres procesos muy sencillos de preparar. Finalmente cuando conjugamos todos ellos el resultado es increíble. Vale la pena intentarlo.




PREPARACIÓN DE LA CREMA DE CALABACÍN ( 2 personas)

1 calabacín

1/2 puerro

1 patata pequeña

1 o 2 quesitos o 50 ml de nata

Una cucharada de aceite de oliva

Agua

Sal

En una sartén añadimos un chorrito de aceite de oliva. Cortamos el puerro, crancheamos patata y seguidamente añadimos el calabacín troceado con su piel. Dejamos que se poche.
Rehogamos unos minutos y añadimos un vaso de agua y un pellizco de sal. Cocinamos a fuego lento durante unos 15 o 20 minutos, tapando la sartén con una tapadera.

Si vamos a usar nata la añadimos durante los últimos minutos de cocción y posteriormente batimos todos los ingredientes. Cuidado con el exceso de líquido para que no quede demasiada líquida la crema. Si vamos a usar los quesitos los añadimos cuando vayamos a triturar todos los ingredientes. En último lugar rectificamos de sal y le podemos dar un toque de pimienta negra.



PREPARACIÓN DE LOS CHIPS DE BERENJENA EN TEMPURA

1/2 berenjena

1 vaso de agua

1 vaso de harina para tempura


Cortamos la berenjena de forma longitudinal de forma que parezcan patatas para freír. Reservamos en agua con sal para evitar que se oxide la berenjena. En un bol ponemos la harina y le añadimos el agua. Removemos hasta que quede sin grumos. La mezcla no debe quedar muy líquida. Preparamos una sartén con aceite abundante y cuando esté bien caliente, tan solo nos quedará introducir los chips de berenjena que previamente pasaremos por la mezcla de la harina. Freímos y listo.



PREPARACIÓN DE LA LUBINA

Para preparar la lubina es importante que esté bien limpia de espinas y de escamas. Yo suelo pedirle a la pescadera que la limpie y que me quite la espina central. Si tiene un tamaño considerable y vamos a presentarla como en la fotografía es preferible que cada lomo lo partamos en dos. Una vez tenemos los lomos cortados, preparamos una sartén con un chorro de aceite. 


En primer lugar marcamos bien por la zona de la piel. Una vez esté bien marcada le damos y la vuelta y terminamos de hacerla. Rectificamos de sal. Si la piel está bastante dorada no tendréis problema para quitarla sin deshacer la ración de lubina. Repetimos el mismo proceso con los otros lomos. 

Finalmente tan solo nos queda emplatar. Para ello utilizaremos un plato hondo donde en primer lugar pondremos una ración de la crema acompañada de la lubina. En último lugar decoramos con los chips de berenjena.

Comentarios