FLORES O AJUELAS. UN DULCE PARA UN COMIENZO DE CURSO PRECIPITADO.



Recuerdo que cuando era pequeño había mucha costumbre de regalar al maestro un detalle cuando finalizaba el curso o cuando llegaba la navidad. Sin embargo esta costumbre no es tan habitual cuando los alumnos llegan al instituto. 

En la Comunidad Valenciana hoy día 3 de septiembre empieza el curso. Nada más y nada menos que unos 13 dias antes de lo que era costumbre. No os podéis imaginar lo que supone esto para los profes, padres, alumnos, libreros, academias, hosteleros y mucha más gente. Y que quede claro que nos adaptamos a lo que se nos obligue.... aunque NO estemos deacuerdo.

Por ello aprovecho y os cuento  una anécdota  que me ocurrió el pasado mes de junio cuando el curso estaba a punto de finalizar. Porque con historias como estas podemos empezar el curso cuando les de la gana.

Antes de finalizar el curso vino a mi clase la señora Lucía.  Madre de un alumno con el que trabajamos intensamente y a la que queremos mucho. Mujer entrada en edad de las de antes, donde el maestro, el médico y el párroco tenían un papel determinante, se presentó en mi clase como de costumbre. Sin cita previa y con la clase llena de alumnos. Llamó a la puerta. Venia cargada con una caja más grande que ella repleta de dulces como muestra de agradecimiento por el trabajo que estábamos realizando con su hijo todo el equipo de profesores. Su  bondad y espontaneidad me gustan porque le dan sentido a esta profesión. 

Me comentó que traía flores o lo que se conoce como ajuelas. Las ajuelas son un dulce típico de Andalucía. Ella es de Córdoba pero en otras provincias andaluzas como Jaén también es tradición hacerlas. Las puedes rebozar con azúcar o comerlas con miel o chocolate.

.

Estaban buenísimas.  Gracias Lucia.




INGREDIENTES


Media docena de huevos

Medio Kilo de harina

1 vaso de leche

1 vaso de agua

1 pizca de sal

1 pizca de azúcar.





ELABORACIÓN


Batir los huevos y agregar poco a poco la leche, el agua y la harina con una pizca de sal. Batir todo hasta formar una masa homogénea. Poner el aceite a fuego fuerte, cuando está caliente meter el molde (utensilio de latón) y esperar hasta que esté también caliente. Inmediatamente meter en la masa y volver a poner otra vez en el aceite hasta que la masa se despegue del molde, freír y sacar del aceite pronto. Por último rebozar con azúcar y comer frías.


Comentarios

Entradas populares