ARROZ CON CHAMPIÑONES Y GAMBA RALLADA. TIERRA Y MAR


Lo mio con los arroces es un delirio. Como muchos de vosotros ya sabéis, los viernes me gusta preparar un arrocito cuando llego del instituto. Todas las semanas intento innovar y preparar un arroz diferente para que después lo podáis disfrutar desde casa. Pues bien, de camino a casa pasé por la pescadería del supermercado y le pedí un puñado de gambas ralladas pequeñas. El precio del kilo viene a estar sobre los 11 euros aproximadamente. Después cogí una bandeja de champiñones y listo. Recuerdo cuando mi madre preparaba arroces "al momento", con tan solo la sustancia que dejaban estos ingredientes era más que suficiente para que el arroz quedase sabroso. Evidentemente si tenéis un fumé de pescado mucho mejor. 


Si os fijáis en las foto de arriba podréis observar que los bordes de la paella están ennegrecidos. Para mí, el arroz que se encuentra en esa zona es el mejor. Para conseguir esto cuando tengáis el arroz a punto le damos un golpe de calor en la zona exterior de la paella. De este modo conseguiremos el famoso "socarraet". Aquí el arroz se encuentra tostado  y cogido a la base de la paella. Es un arroz un poco quemado muy sabroso. Para extraer este arroz, nosotros solemos rascar con la cuchara o la paleta a la hora de servir el arroz a los comensales. Si os parece un día de estos prepararé un post sobre el socarrat.




INGREDIENTES (para 2 personas)

1 docena de gamba rallada pequeña

100 g de champiñones

125 g aprox. de arroz por persona

Caldo de pescado

1 vaso pequeño de aceite (de cortado)

50 g de tomate rallado o triturado natural

1 cdta de pimentón dulce

Colorante alimenticio

Dos ajos


ELABORACIÓN





Para preparar los arroces me gusta que el caldero sea un poco más grande de lo normal porque así la capa de arroz es más fina y el arroz sale mucho más suelto. Suelo utilizar un caldero de unos 40 centímetros aproximadamente para 2 o 3 personas. A veces incluso el arroz no llega a los bordes. 


El proceso sencillo. Para sofreír los alimentos es importante que pongáis el fuego a medio gas, ya que de no ser así tenéis el riesgo de que se os queme el aceite y el caldero. En primer lugar sofreímos un par de ajos con las gambas ralladas. Una vez las hemos marcado retiramos los ajos y las gambas las apartamos a la parte exterior del caldero donde no hay fuego. También podéis retirarlas y volver a colocarlas una vez esté cociéndose el arroz.

Añadimos los champiñones troceados. Una vez sofrito añadimos el tomate natural triturado y mezclamos y dejamos que se vaya sofriendo y cogiendo los sabores. Rectificamos de sal y añadimos la cucharilla de pimentón dulce. Se mezcla con el resto de ingredientes y echamos el arroz para que se sofría durante un par de minutos y a la vez vaya cogiendo el sabor del resto de ingredientes.


Precalentamos el caldo hasta que hierva. Vertemos tres veces aproximadamente la cantidad de arroz en el caldero y una vez esté hirviendo añadimos el colorante alimentario o el azafrán y rectificamos de sal. La cocción viene a durar unos 20 minutos aproximadamente. Los primeros 10 minutos suelen ser a fuego más bien intenso para que hierva con alegría y una vez pasado este tiempo bajamos la intensidad para volver a darle un golpe de fuego al final. 


Buen provecho








Comentarios