ENSALADA CON NARANJA Y SALMÓN AHUMADO. LA NARANJA DE TODA LA VIDA


Hace cosa de un mes que empezamos a degustar las primeras mandarinas de la temporada. Poco a poco van llegando las naranjas. La zona de levante es una zona tradicionalmente agrícola donde siempre ha predominado el cultivo de la naranja, el arroz y las hortalizas. Una zona que ha tenido que introducir nuevos cultivos como el caqui o la granada debido al excedente de naranja y a la consecuente bajada de los precios.

Así que los que tenemos naranjos siempre disponemos de naranjas para el consumo propio. Un día llegaba a casa con una bolsa de mandarinas  el tío Jesús, otro día con unas naranjas el tío Aurelio o la tía Agustina. Así pasábamos el invierno. Recuerdo que también era costumbre coger naranjas del campo del vecino, siempre y cuando no se abusara. A eso, nosotros le llamamos "espigolar". Otros, como me decía mi compañera Cristina Delgado, en su casa le llamaban "coger naranjas del tío Hurtado". En fin, toda una tradición que se remonta a hace ya muchos años.




ELABORACIÓN. Para dos personas

Preparamos esta ensalada de forma rápida y sencilla. Cortamos en gajos media naranja  y troceamos un tomate mediano. El salmón ahumado lo cortamos en tiras. Finalmente añadimos cada uno de estos ingredientes y le añadimos un poco de aceite y sal. Rociamos con un poco de vinagre balsámico de Módena y listo. 





Cocina fácil y sencilla con REC&REC Gastronòmic






Comentarios

Entradas populares