ARROZ MELOSO CON PATO, ALCACHOFAS Y AJOS TIERNOS. LLEGÓ EL FRÍO




Estamos a las puertas del invierno y  el frío empieza a apretar en muchas zonas de la geografía española. Los arroces caldosos o melosos están muy demandados por estas fechas y son muy reconfortantes.  Por eso os invito a que preparéis este  arroz tan sabroso que podéis preparar de forma rápida y sencilla desde vuestras casas. Para preparar este fabuloso arroz podeís hacerlo de dos formas. Una más rápida con un muslo de confit de pato y otra más elaborada con pato que tendremos que sofreír y posteriormente cocer hasta que este tierno. Como yo no dispongo de demasiado tiempo esta vez decidí hacerlo con un confit de pato y para darle más sustancia utilicé un caldo de pollo que ya tenía elaborado con las carcasas y unas pocas verduras. Siempre nos queda la opción de un caldo de pollo preparado o una pastilla de concentrado de caldo. 


INGREDIENTES (para 2 personas)


80 g de arroz por persona

1 confit de pato

2 alcachofas

1 manojo pequeño de ajos tiernos

Caldo de pollo y verduras

50 g de tomate natural triturado

1 cdta. de pimentón dulce

Aceite 

Sal






ELABORACIÓN

En primer lugar preparamos los ingredientes. Limpiamos las alcachofas y las partimos. Las dejamos a remojo con agua y una pizca de sal o unas gotas de limón para evitar que se oxiden. A continuación limpiamos y cortamos los ajos tiernos. Reservamos. Finalmente le quitamos la piel al muslo del pato, así como el exceso de grasa. Desmigamos la carne al gusto y reservamos.

Seguidamente cogemos una cazuela y vertemos un chorrito de aceite. Cuando el aceite esté lo suficientemente caliente echamos las alcachofas con una pizca de sal y empezamos a sofreírlas. Cuando empiecen a dorarse echamos los ajos tiernos y hacemos la misma operación. Una vez este todo bien sofrito añadimos el pato y seguidamente el tomate. Rectificamos de sal y dejamos que se fría el tomate. Cuando estén todos los ingredientes bien cocinados añadimos una cucharadita de pimentón dulce y removemos.  Añadimos el caldo (5 partes de caldo por 1 de arroz) y dejamos que hierva todo durante unos 10 minutos aproximadamente. Seguidamente añadimos el arroz y rectificamos de sal. Es importante que removamos el arroz de vez en cuando para que vaya soltando su almidón y quede mucho más meloso. El tiempo de cocción no debe sobrepasar los 12-14 minutos. No nos interesa que el grano se cueza demasiado y se abra. Por lo tanto, es preferible que esté un poco más entero y a medida que vayamos comiendo estará en su punto perfecto. 

Os recomiendo que el primer plato que os comáis no os sirváis demasiado. Así el restante, va cogiendo textura y absorbiendo los sabores de los distintos ingredientes. Veréis que el segundo mucho mejor que el primero.

Buen provecho.








Recetas sencillas en Rec&Rec Gastronòmic




Comentarios

Entradas populares