ARROZ MELOSO CON REBOLLONES Y ALCACHOFAS. BIENVENIDO OTOÑO



Ya tenía ganas de que mi compañero y buen amigo Juanjo fuese a Abejuela. El motivo, muy sencillo, los rebollones. Todos los años, cuando el verano da sus últimos coletazos y el otoño llama a la puerta, mi amigo se sube con toda la familia a recoger rebollones. En una ocasión subí con él, con su padre y con el pastor del pueblo. Estuvimos  recorriendo los montes y cogiendo rebollones hasta el atardecer. Recuerdo que al llegar al pueblo de Abejuela su madre nos esperaba con un festín para recuperar las fuerzas antes de volver a casa. Fue un día fantástico que nunca olvidaré.

INGREDIENTES
Para dos personas:

2 alcachofas

100 g de solomillo de pollo aprox

3-4 rebollones dependiendo del tamaño

150 g de tomate rallado

1cda de pimentón dulce

80g de arroz por persona

Aceite, agua y sal




ELABORACIÓN




Limpiamos y cortamos el solomillo de pollo en pequeños trozos. Sofreímos con un buen chorro de aceite y cuando este bien doradito añadimos las alcachofas y los rebollones que habremos limpiado y cortado anteriormente. Una vez esté todo bien pochadito, añadimos el tomate rallado y lo sofreímos conjuntamente con el resto de ingredientes. Por último, añadimos el arroz y una cucharadita de pimentón dulce y removemos. Rectificamos de sal.





Añadimos el agua previamente caliente, pero si tenéis un caldo de verduras o el de un hervido mucho mejor. Si queremos que quede meloso añadiremos 4 veces la cantidad de arroz. Si nos gusta un poco más caldoso añadiremos 5 partes de agua por una de arroz. Una vez el agua esté hirviendo añadimos el arroz y ajustamos la sal. La cantidad de arroz para un meloso viene a estar en unos 80-90 gramos aproximadamente por persona. Removemos durante la cocción varias veces para que el arroz suelte el almidón y quede mucho más meloso. La cocción viene a durar unos 15 minutos intentando que el arroz no se pase y se termine de hacer con el calor residual.





Comentarios