CREMA A LA RIOJANA CON PAN DE TRIGO LAMINADO. UN AROMA INTENSO.


Aunque el frío se resiste a llegar, las cremas siguen apeteciendo un montón. El otro día estuve en el Club de Tenis de Cullera. Yo destacaría el entorno pero sobre todo su cocina. Un menú con una relación calidad precio en el club de tenis de Cullera. Pepi Rodriguez elabora unos arroces que quitan el sentido y como aperitivo pude degustar esta maravilla con unos capellanes. 



Al cabo de unos días hice mi versión en casa y lo maridé con un pan de trigo laminado de mi buen amigo Juanjo Rausell de La Tahona del Abuelo. Si, tengo que reconocerlo, tengo debilidad por los panes de Juanjo. Hace unos panes tan buenos que es difícil olvidarme de él. Cuando voy, me gusta comprar panes diferentes, luego los rebano y los congelo y así poco a poco los voy sacando del congelador a medida que me van haciendo falta. Esta vez utilicé un pan de trigo molido a la piedra laminado.



El pan de trigo molido a la piedra es un pan especial. La molienda a la piedra del grano hace que se conserven intactos todos sus nutrientes, los aminoácidos y sus aceites esenciales del germen. Un pan con un color más oscuro y sabor más intenso, con un aporte energético extra ya que se le añaden granos de trigo laminado justo antes de hidratar. 



INGREDIENTES (crema a la riojana para 2 personas)

3 patatas medianas

200 g de judía verde redonda

1 puerro

1 chorizo

1 quesito

aceite

sal 

pimienta


ELABORACIÓN

Para preparar esta receta simplemente debemos poner a hervir las patatas con las judías el puerro y el chorizo. Mientras el agua va cogiendo temperatura, limpiamos y cortamos en pequeños trozos el puerro y lo pochamos. Cuando esté bien pochadito le añadimos un chorizo y lo sofreímos bien. Cuando este todo lo añadimos al agua hirviendo junto con las patatas y la judía verde. Dejamos que hierva unos 30 minutos. Después simplemente debemos quitar el exceso de agua y triturar. Añadimos un quesito para darle cremosidad y salpimentamos. La crema está lista. No os podéis imaginar lo buena que está. Si utilizáis un chorizo picante no le pongáis pimienta. 

Para emplatar le añadimos unas rebanadas tostadas de pan de trigo laminado que le dará un aroma intenso a pan y un sabor que acompaña a la perfección a esta crema.