ARROZ MELOSO CON RAPE, GAMBÓN Y CANGREJO. CON LÁGRIMAS EN LOS OJOS.



Con este arroz el otro día me cayeron las lágrimas. Bueno, no fue así pero casi. Lágrimas de gusto, de sabor, de intenso sabor a marisco. Una verdadera delicia que os recomiendo  sobre todo ahora que el frío ya ha llegado. Al parecer, compré un arreglo de pescado hace cosa de un mes y no recordaba que lo tenía en el congelador. Vamos a tope y a veces no sabemos ni lo que tenemos en casa. ¿A vosotros no os ocurre? Así que abrí el congelador y me encontré unos gambones, un buen puñado de cangrejos, una sepia sucia y una cola de rape troceada. En primer lugar dejé que se fuera descongelando a lo largo de la mañana los diferentes ingredientes.



INGREDIENTES  (para 2 personas)

80 g de arroz por persona

1 sepia sucia

1 cola de rape troceada

media docena de gambones

1/4 de cangrejos (fumé)

1 cucharadita de pimentón dulce

150 g de tomate natural triturado

Aceite 

Sal

Colorante alimenticio

2 ajos






PROCESO

Cogemos los cangrejos y en una sartén los sofreímos con un buen chorro de aceite y unos ajos y una pizca de sal. Una vez están bien sofritos los añadimos en una cazuela con un litro y medio de agua aproximadamente. Dejamos que hierva durante 25-30 minutos. Hacemos lo mismo con los gambones, pero tan solo coceremos las cabezas. Las colas una vez marcadas las pelaremos y las reservaremos para el final. 


En la misma sartén donde prepararemos el arroz pondremos un buen chorro de aceite y sofreiremos el rape y la sepia. Cuando estén bien marcados añadiremos el tomate natural triturado y dejaremos que hierva hasta que veamos que el tomate está bien sofrito. Reservaremos el rape, al igual que las colas de gambon para el final. De este modo conseguimos que mantengan todo su sabor y textura.








Añadimos una cucharadita de pimentón dulce y el arroz. Removemos todo durante un minuto y a continuación añadimos entre 4 y 5 partes de agua hierviendo por una de arroz. Rectificamos de sal y añadimos el colorante alimenticio o azafrán. Dejamos que hierva durante unos 12-13 minutos y removemos varias veces. El objetivo de remover el arroz es para que suelte el almidón y quede con el caldo más meloso y trabado. Cuando queden 5 minutos añadimos el rape, el gambón pelado y algunos cangrejos. Dejamos que termine de cocerse el arroz. Es importante que a los 13 minutos aprox. apaguemos el fuego. Con el calor residual el arroz terminará de hacerse, no os preocupéis. 

Una verdadera delicia que debéis provar en alguna ocasión.


Comentarios

  1. Tiene q estar de verdad para q se caigan dos lagrimones. Exquisito plato. FELICIDADES

    ResponderEliminar

Publicar un comentario