8000 MARQUÉS DE BURGOS. UN VIAJE EN GLOBO DESDE ARMENIA HASTA ALCÀSSER.


Todos sabemos que el destino es incierto. No sabemos lo que nos deparará. No nos podemos imaginar con que nos vamos a encontrar, ni con quien nos vamos a cruzar. El destino, me atrevería a decir que es como un viaje en globo. Un viaje en globo en el que te encuentras a merced del viento, de las corrientes, que te pueden llevar donde nunca te pudiste imaginar. 


Nunca supe porque partió de Armenia con dirección a España y tampoco porque aterrizó en la localidad de Alcàsser. La cuestión es que de esa aventura en globo que un día emprendió junto a su marido y su hijo desde el Sur del Caúcaso, surgió una conmovedora historia que ahora os voy a contar. 


Hace cosa de 4 años me encontré con Armine. Armine es una joven con una mirada bondadosa y frágil. Una mujer con la que apenas había cruzado la mirada en un par de ocasiones. Un día, fruto de las circunstancias de la vida, llegó a casa. Llegó recomendada. Llegó a casa para desempeñar una labor extremadamente compleja. La conocí en el peor momento. La conocí cuando el pilar de la casa nos dijo adiós. 

Sin embargo, en poco tiempo supo ponerse al día y manejar muy bien la situación. Fue capaz de desempeñar la labor que se le encomendó y a la vez la de llenar nuestra casa de luz. Hizo lo más difícil. Lo cuidó, lo hizo feliz, se preocupó por él y convivió día a día a su lado como una hija. Hasta el último segundo, hasta el último suspiro. Para ella, fue su padre en España durante los dos años que duró la aventura. 

Una labor impagable que hizo que los lazos con la familia se estrecharan hasta el punto de formar parte de ella. Desde entonces, como bien dice, es mi hermana. Mi hermana de Armenia.

Reflejo de estos vínculos con toda la familia, estas navidades estuvimos juntos y como buen aficionada que es, quiso traer el vino. Trajo un vinazo.  Un vino que refleja la magnitud de lo que siente por todos nosotros. Un sentimiento que es recíproco. 
Gracias hermanita por todo lo nos diste.
EL VINO
8000 Marqués de Burgos es un vino de Bodegas LAN de la DO Ribera de Duero que debe su nombre a las 8000 cepas centenarias que tiene distribuidas en tres fincas. Situadas en la localidad burgalesa de Quintana de Pidio, una localidad ubicada en una zona privilegiada y donde los trabajos se siguen haciendo manualmente. Son cepas centenarias de uva Tempranillo y con suelos pedregosos poco fértiles y con diferencias térmicas entre la noche y el día bastante acusadas.

La botella, el corcho, así como su etiqueta demuestran el nivel del vino del que estamos hablando. Una botella elegante con mucho estilo. Las cepas centenarias junto a los 16 meses de barrica le confieren complejidad, estilo y carnosidad. El resultado son 3480 botellas de una esmerada selección de entre las 8000 cepas.

NOTA DE CATA

Color picota muy intenso, capa alta.
Aromas intensos y complejos, entre los que destacan las notas de frutas roja entremezcladas con flores blancas y, especialmente, aromas de violeta. También aparecen toques dulzones, mentolados, de pimienta y bosque bajo.
Es un vino maduro, con elegancia natural. Amplio, potente, con taninos redondos y envolventes perfectamente integrados. De gran persistencia y muy expresivo en boca.
Un vino con un precio aproximado de 30 euros. Un vinazo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *