ACEITE LÁGRIMA. EL PARAÍSO DE VIVER.

Viver es una población situada en la comarca del Alto Palancia, Castellón. Allí, en la cooperativa oleícola Serrana del Palancia, de Viver, se produce el aceite Lágrima. El otro día mi compañero de trabajo Paco tuvo el detalle de traerme este pequeño tesoro con un valor gastronómico incalculable. Cuando pruebas aceites como este, el concepto de aceite cambia radicalmente. Color, olor y sabor se funden para extraer la esencia de esos olivos.
Lágrima es un aceite elaborado con aceitunas minuciosamente seleccionadas de la variedad autóctona Serrana, recolectadas en el momento óptimo de maduración. Con la mayor brevedad posible, los frutos se trasladan a la almazara, donde se procesan en frío, sin aportar nada de calor.
De estas aceitunas se extrae un jugo verde, límpido que no se filtra para evitar aireaciones que podrían hacerle perder su intenso aroma a almendras, manzana verde y hierba recién segada. Este aceite ha sido incorporado a la Denominación de Origen Aceite de la Comunitat Valenciana. El Y también ha sido distinguido con la Medalla Prestige Gold del Certamen Internacional Terraolivo 2011 de Jerusalén.
NOTA DE CATA
La nota de cata nos habla de un deslumbrante conjunto nasal que recuerda a hierba recién cortada, plátanos, almendras verdes, tomates de la huerta, menta y aguacate, con acentos de manzana y pera. Una vez en boca se reafirma dando paso a rasgos dulces que combinan armoniosamente con toques picantes y amargos que le dan consistencia, para cerrar con un final pleno y consistente.
*La nota de cata ha sido extraída de internet

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *