AIRE EN EL PATIO. LOS VINOS DE OTILIO.

AIRE EN EL PATIO. LOS VINOS DE OTILIO.

Por Otilio Haro

Ese picor en la punta de la lengua…  Un vino natural que eleva la Airén, variedad denostada por su vasta extensión, y la introduce en el mundo friki de los gilipichis del vino. Esos aficionados en busca “de”. Turbidez por un tubo con ese color levemente anaranjado. Lo que se llama vino naranja cuando se macera con sus pieles.

Tiene un fondo en nariz de manzana ligeramente ennegrecida, aunque en primer término están las notas de heno junto a otras minerales. No rasques tampoco mucho. Directo y al grano, que no es más que el disfrute tal cual. Su tacto es de un arenoso fino que resulta placentero. Acidez natural y con ese apunte seco de cereal soleado por otra parte esperado.

Hablamos de unos 8 – 9 euros aproximadamente que considero toda una experiencia como introducción a este mundo. Puede ser un buen inicio. Existen otros Aires en ese patio de mayor nivel de los que puede ser que hablemos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *