ARROZ CALDOSO DE PUCHERO NAVIDEÑO. A LAS PUERTAS DE LA NAVIDAD

Estamos a las puertas de la Navidad y todas las familias ya están organizándose. Los menús van a ser de lo más variados y de todos los bolsillos. Pero esto no es lo más importante. Lo más importante es poder disfrutar de la familia. Son fechas muy entrañables y a medida que nos vamos haciendo mayores, mucho más si cabe. Por eso, la Navidad hay que vivirla y sobre todo saborearla. con nuestros hijos y familiares más cercanos, recordando a los que ya no están.

Y que mejor forma de vivir la Navidad que con una receta típica navideña. Hoy os traigo el cocido o puchero navideño. Un plato reconfortante  con carne y verduras del que podremos sacar un arrocito caldoso de los que quitan el sentido. En tierras valencianas es muy típico que el día de navidad nos acompañe.

Yo suelo comprar los ingredientes en una carnicería de toda la vida. Como podéis ver en la imagen superior las morcillas de carne son únicas. En Alcàsser los carniceros preparan unas morcillas de carne que son como puños de grandes. Una morcilla espectacular que le da un sabor especial al cocido. 

Ingredientes como este, son los que hacen que debamos potenciar el consumo en los comercios locales, como las carnicerías, panaderías, pastelerías o fruterías, donde preparan cosas únicas que no encontraremos en ningún otro lado. Es cierto que el día a día y los horarios laborales hacen que no siempre dispongamos del tiempo que necesitamos. Pero no por ello debemos dejar de ir. Poco a poco debemos ir introduciendo estos hábitos de consumo para evitar que el pequeño comercio desaparezca y con ellos productos como la morcilla de carne de Alcàsser. El puchero tiene muchas versiones aunque yo suelo comprar los siguientes ingredientes. 

INGREDIENTES (para 4 personas)

1 muslo y contra muslo de pollo

Ternera

Cordero

2 trozos de tocino

2 morcillas de carne grande

2 morcillas blancas

2 pelotas grandes de carne picada

250 g de garbanzos 

150 g de judía verde plana

3 zanahorias

3 patatas medianas

1 nabo

1 trocito de cardo

1 puerro

1 chirivía 

PREPARACIÓN PUCHERO 

Preparar un puchero es muy sencillo. Simplemente debemos coger una cazuela u olla grande y llenarla con un poco más de la mitad de agua. Ten en cuenta que a medida que vayas introduciendo los ingredientes previamente limpios y pelados, en el caso de algunas verduras, el nivel del agua subirá. Dejamos que esté hirviendo al menos 45 minutos. Si los garbanzos son ya cocidos los introduciremos al final. Si no, al principio pero tendremos que ponerlos a remojo la noche anterior con un poco de bicarbonato. Hoy en día en las carnicerías ya tienen garbanzos a remojo preparados. Cuando vaya a empezar a hervir veréis que en la superficie se crea una espuma con pequeños residuos de la carne. Yo suelo quitarla para evitar impurezas. Rectificamos de sal y dejamos que hierva a fuego medio. 


PREPARACIÓN ARROZ CALDOSO

El segundo día de Navidad, es el día perfecto para preparar este arrocito con lo que ha sobrado del cocido del día anterior.  En este arrocito suelo añadir  zanahoria, garbanzos, un poco nabo, tocino cortado en pequeños trozos, un trocito de morcilla de carne,  un trozo de pelota, morcilla blanca y un poco de pollo y cordero desmigado. Es importante que las proporciones sean las adecuadas.

En una cazuela añadimos el caldo. Para un arroz caldoso yo suelo poner entre 4 y 5 veces la cantidad de arroz (80 g por persona). Rectificamos de sal y una vez esté el caldo hirviendo a fuego medio, incorporamos todos los ingredientes y el arroz. Removemos de vez en cuando para que el arroz suelte el almidón y el caldo quede más “trabado” o espeso. La cocción del arroz viene a durar unos 15 minutos máximo. 

Un arroz navideño muy reconfortante. 

Felices fiestas 








Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *