ARROZ CON COSTILLAS, BLANQUET Y GARBANZOS

Volvemos a los arroces y esta vez os traigo un arroz muy sabroso. Un arroz que preparé aprovechando lo que me quedaba en el frigorífico. Unas costillas, unos pocos garbanzos y un par de morcillas blancas o blanquet como lo conocemos en la Comunidad Valenciana. 

El blanquet es un embutido que proviene del cerdo y  característico de nuestra comunidad pero también de otras regiones del litoral Mediterráneo. Es una morcilla blanca debido a la ausencia de sangre, de un tamaño corto y con cierto grosor. 

Para su elaboración se utiliza magro de cerdo y especias como la canela o el clavo. Se suele utilizar en los cocidos e incluso en el arroz al horno. Yo esta vez he querido introducirlo en un arroz a modo de paella, para darle un toque especial con el socarrat. Una verdadera delicia, llena de sabor.


INGREDIENTES (para tres personas)

Arroz (125 g por persona aprox)

200 g aprox de garbanzos

Costillas de cerdo

2 blanquets

50 g de tomate natural triturado o rallado

1/2 vaso de aceite de oliva virgen

Un par de ajos

1 cdta. de pimentón dulce en polvo

Sal

Azafrán o colorante alimenticio

Paella de 35 a 40 cm de diámetro

Para preparar este arroz necesitamos unas costillas de cerdo troceadas. Yo en esta ocasión las deshuesé y la carne la troceé en pequeños trozos. También se pueden dejar troceadas. Es más práctico.

La cantidad de arroz que vamos a utilizar será entre 100 y 125 gramos por persona. El caldero o paella siempre suelo recomendar que tenga un tamaño más bien grande para que la capa de arroz sea fina y el arroz quede más suelto. Pondremos un poco menos de medio vaso de aceite para tres personas.
Calentamos el aceite y añadimos un par de ajos y la carne troceada. Le echamos una pizca de sal y doramos la carne. Una vez la tengamos preparada añadimos el blanquet. Es preferible freírlo entero porque si lo troceamos se deshará completamente. Una vez lo tengamos sofrito añadimos los garbanzos y el tomate (50 gr. aprox). Mezclamos bien todos los ingredientes mientras se sofríe el tomate. Añadimos una cucharadita de pimentón dulce y removemos para que no se queme y a continuación quitamos los ajos y echamos el agua. 
La cantidad de agua será de 4 veces la cantidad de arroz aproximadamente. El agua debe quedar un poco por encima de los clavos Añadimos el colorante alimenticio y rectificamos de sal. Dejamos que hierva durante unos 15 minutos a fuego medio. Seguidamente, cuando veamos que el nivel del agua ha descendido ligeramente por debajo de los clavos añadimos el arroz. Lo echaremos haciendo una linea que vaya de parte a parte del caldero. El arroz se tiene que asomar por encima del nivel del caldo. Seguidamente con una paleta repartimos el arroz por todo el caldero y dejamos que hierva durante unos 18-20 minutos. Comprobamos que tiene la cantidad de sal apropiada.
La cocción tiene que ser alegre al menos los 10 primeros minutos. Después regularemos el fuego y finalmente le daremos un último golpe de fuego por la parte más externa del caldero para hacer que el arroz se coja un poco y conseguir el famoso “socarraet ”.

Buen provecho.


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *