BRAZO DE GITANO DE MOKA

BRAZO DE GITANO DE MOKA

¿Qué os parece si endulzamos un poco la vida? Con la que está cayendo he preferido preparar un dulce tradicional y así evadirme por un momento de toda esta situación. La cocina relaja y es un refugio donde poder romper con la rutina.

Esta semana os traigo un brazo de gitano relleno y cubierto de moka. Los brazos de gitano son muy típicos y se elaboran de infinidad de rellenos, tanto dulces como salados.

Su elaboración consta de una plantilla de bizcocho y su correspondiente relleno, aunque su elaboración tiene su cosa, pero con un poco de paciencia y practicando seguro que os sale mejor que a mí.. En mi caso, tengo que practicar un poco más, lo admito, aunque el resultado, según dicen en casa mis hijos, es de sobresaliente.

Si os apetece, lo preparamos juntos. Vamos allá.

Para preparar la plantilla

180 g de harina

180 g de azúcar

6 huevos L

Para mojar la plantilla

Medio vaso de café

Un poco de agua

2 c/c de azúcar

Para preparar la Moka

Medio vaso de café

Azúcar

250 g de Tulipán

Vamos al lío.

En primer lugar debemos preparar la plantilla. Para ello, separamos las claras de las yemas y las reservamos. Vamos a levantar las claras al punto de nieve con una batidora de varillas con un poco del azúcar.

Una vez estén en su punto añadimos una a una las yemas y  las vamos integrando. Seguidamente haremos lo mismo con el azúcar restante y finalmente con la harina.

Una vez tengamos la masa preparada la verteremos sobre una bandeja de horno (30×35 cm aprox.) con papel sulfurizado. La masa no debe tener más de 1 centímetro de espesor. Metemos al horno a 180ºC durante unos 20-25 minutos. Debe quedar tierna. Dejamos que se enfríe y la reservamos.

Mientras se enfría vamos preparando la moka. Hacemos una cafetera mediana de café. Ten en cuenta que debemos de tener más o menos un vaso de café (300ml aprox.).  Pondremos medio vaso de café caliente en un vaso. Añadiremos azúcar hasta que suba el nivel del café hasta arriba. Esa será la cantidad de azúcar que necesita. Removemos dejamos que se disuelva.

El Tulipán debe estar a temperatura ambiente. Seguidamente cogemos un bol donde lo introduciremos y le vamos añadiendo poco a poco el café (a temperatura ambiente). Con la ayuda de la batidora mezclamos lo vamos removiendo hasta que se integre y se forme la moka.

Ahora tan solo nos queda humedecer la plantilla con la ayuda de un pincel de silicona o similar. Cogemos medio vaso de café y añadimos un poco de agua para rebajarlo. Le añadimos dos cucharadas de azúcar y disolvemos. Con esta disolución bañaremos la plantilla de forma generosa por la parte superior, pero ojo, sin pasarse, jejeje. Untamos de moka una fina capa por la parte superior de forma homogénea .

Ahora vamos a lo más delicado. Vamos a enrollar la plantilla. Intentamos que esté lo más enrollada posible desde el principio y con cuidado de que no se rompa. A medida que la vamos enrollando, la vamos mojando con la disolución que teníamos preparada por la parte contraria. Y así, poco a poco hasta que terminemos de enrollar la plantilla y de mojarla. La dejaremos sobre la bandeja en que la vamos a servir y con la moka restante la vamos a decorar.

Primero le damos una pasada con la ayuda de una espátula de cocina y si tenemos alguna boquilla y manga pastelera la decoramos al gusto. Si no tenemos, no pasa nada. Con la ayuda de un tenedor podemos decorarlo rallando el brazo de gitano como más nos guste.

Y esto es todo. Tened paciencia si no os sale a la primera. Hay que ir perfeccionando la técnica. Pero seguro que os sale delicioso.

Ya me contaréis.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *