CÁNFORA 2016. LOS VINOS DE OTILIO.

CÁNFORA 2016. LOS VINOS DE OTILIO.

Por Otilio Haro

El 25 de marzo, a través de Verema, acudimos a una cata comentada de bodegas Campos Reales en uno de los salones habituales para tal fin en el hotel balneario Las Arenas . Por situarla mejor, esta bodega es una de aquellas cooperativas que se crearon en los 50 del siglo pasado.  Nuestra Sra. Del Rosario fue la primera de ellas entre los pueblos manchegos de la zona. Hoy cuenta con casi 4000 hectáreas y una gama de vinos amplia y económica.

Es, digamos, una bodega industrial cuya actividad es constante. Su vino emblemático es el Canforrales Clásico. Un tinto joven de la variedad Cencibel, a la que ya se le llama Tempranillo prácticamente en toda La Mancha, y que tantos reconocimientos y premios ha recibido. Es considerado uno de los mejores, si no, el mejor, en su segmento. En dicha cata, aparte de éste, circularon otros mono varietales con crianza como el Syrah y el Cabernet Sauvignon, precedidos de un par de blancos, de uvas Airén y Chardonnay. Vinos todos ellos sencillos y cumplidores, bien elaborados y como decía anteriormente, con unos precios fantásticos. Dejamos al margen, porque juega en otra liga, al Cánfora.

Un pedazo vino elaborado con uvas de pie franco de Cencibel. Aquí ya el salto cualitativo es tan grande como el cuantitativo. Tiene una crianza de 14 meses en roble francés y se sitúa en los 21 euros. Un vino concentrado, oscuro, con notas de fruta negra tipo ciruela pasa y especias, tabaco,  y otras dulces como el clavo. Corpóreo en boca, con mucha entidad, largo en postgusto y con mucho recorrido, indicando claramente longevidad, guarda… Una pena el haberse saltado el paso intermedio. Faltó el Gladium Viñas Viejas para no haber notado tan exageradamente el paso de unos vinos a este top.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *