COCA DE CEBOLLA Y PIÑONES. EL APERITIVO PERFECTO.

COCA DE CEBOLLA Y PIÑONES. EL APERITIVO PERFECTO.

Las cocas son el plan perfecto para un fin de semana o para el almuerzo de los niños o incluso para la merienda. También te sirven como aperitivo cuando estás con la familia y los amigos. A mi personalmente me encanta poder compartir momentos y si es tomando un aperitivo como este, pues mucho mejor.

Hoy os he preparado una coca de cebolla y piñones deliciosa. Es una receta fácil de preparar en la que necesitamos muy pocos ingredientes y un poco de paciencia para pochar la cebolla. Si no tenemos demasiado tiempo también podemos usar cebolla pochada ya preparada. De este modo adelantaremos bastante el proceso y el resultado también es más que aceptable.

INGREDIENTES

Para elaborar la masa necesitamos

500 g de harina

200cl de cerveza fría

200 cl de aceite de semillas

Una pizca de sal

Para el relleno

5 cebollas grandes

Un puñado de piñones

4 huevos

Aceite de oliva virgen

Pimienta

Sal

PROCESO

En primer lugar prepararemos la cebolla y pondremos a calentar el horno a 180ºC. Cortaremos la cebolla y la pondremos a pochar a fuego medio con un buen chorro de aceite de oliva virgen. Salpimentamos y tapamos la sartén para que la cebolla empiece a sudar. Removemos de vez en cuando y pasada media hora aproximadamente podréis observar que la cebolla ha perdido volumen y la tenemos bien pochadita. Vertemos el contenido en un colador y dejamos que vaya escurriéndose.

Mientras tanto, vamos a preparar la masa. Cogeremos un bol y pondremos la harina, la sal, un vaso de aceite y un vaso de cerveza bien fría. Amasamos bien durante unos 10 minutos aproximadamente hasta que la masa quede bien compacta.

Una vez preparada la vamos a extender. Para ello, pondremos la masa entre dos papeles sulfurizados de horno y con la ayuda de un rodillo extendemos la masa hasta que quede de fina, de un grosor aproximado de medio centímetro como máximo.

Le quitamos el papel de la parte superior con cuidado y ponemos la masa con el papel de la parte inferior encima de la bandeja del horno. Terminamos de acoplar la masa a la bandeja levantando los bordes para que después la mezcla con el huevo no se salga.

Con la ayuda de un tenedor pinchamos toda la masa y una vez la tengamos vamos a introducir toda la cebolla escurrida que repartiremos con cuidado por toda la masa.

Finalmente vamos a batir los cuatro huevos, le añadimos un poco de sal y vertemos la mezcla por encima de la coca y la cebolla. Repartimos bien y rematamos con los piñones.

Ahora tan solo nos queda meter en el horno unos 40 minutos a 180ºC y cuando veamos que los bordes están dorados es que ya la tenemos lista.

Buen provecho amigos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *