CREMA DE SETAS CON HUEVO POCHÉ TRUFADO. ESPECTACULAR Y SENCILLÍSIMO DE PREPARAR.

El pasado martes estuve en el restaurante El Castillo en Godella de Eduardo Frechina. Recuerdo que empezó la cena con una crema de setas que nos encantó. Tanto fue así, que me fui a casa pensando en que tenía que preparar una cremita de setas acompañada de algo para darme de nuevo el gustazo. Así que pensé que un huevo poché sería la combinación perfecta para mojar pan y disfrutar como un niño.

Dicho y hecho, el jueves por la noche me puse manos a la obra y después de comprar los ingredientes necesarios me puse a preparar la receta. Tenía unas cuantas dudas para preparar el huevo poché, así que llamé a mi amigo Paquito del restaurante k-anròs y le pregunté de que forma podía preparar un huevo poché. Más sencillo imposible y el resultado espectacular. Eso sí, para hacer esta receta necesitáis un buen pan, por que si no mojas te faltarán la mitad de las sensaciones que te puede aportar esta receta.


INGREDIENTES (para dos personas)

200 g de setas variadas

1 ajo

2 huevos

1 patata pequeña hervida

Sal

Pimienta

Aceite

Trufa

1 patata rallada frita (opcional)


PREPARACIÓN

Para preparar la receta en primer lugar limpiamos las setas con un poco de agua, las troceamos y en una sartén con un buen chorrito de aceite las sofreímos. Rectificamos de sal. Añadimos también un ajo troceado. Dejamos que se vaya friendo y mientras tanto en un cazo hervimos la patata previamente pelada y limpia.

Cuando este todo bien sofrito retiramos y mezclamos junto con la patata hervida en un recipiente y trituraremos. Añadimos agua sobrante de la patata hervida hasta conseguir la textura deseada. Salpimentamos y listo. Reservamos.

A continuación, procedemos a preparar el huevo poché. Cogemos un cazo y ponemos el agua a hervir con un chorro de vinagre y sal. De este modo evitamos que el huevo se estropee. Cuando llegue al punto de ebullición, apagamos el fuego y añadimos el huevo (sin cáscara), tapamos durante 3 minutos y listo. 

Finalmente, rallamos un poco de trufa (opcional) y emplatamos. El resultado es bestial y muy sencillo de preparar. También le podéis añadir unas patatas fritas ralladas muy finas para darle un toque crujiente. 

Ya me diréis que tal.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *