EL RECUERDO DE LAS CALABAZAS RELLENAS.COCINANDO CON MARÍA ESTHER ALBERRO


El recuerdo de las calabazas rellenas
Por María Esther Alberro

Esta es la historia de una receta y un recuerdo de una uruguaya. Dice así: 

Tengo una memoria de olores y sabores que he ido formando a lo largo de mi vida. La de algunas comidas viajan conmigo desde que soy bien pequeñita.

Tengo la gran suerte de tener una familia “mezcla de razas” como decía mi abuelo, y digo tengo la suerte porque eso de la mezcla se vio reflejada en mi casa, en muchas cosas, entre ellas en la gastronomía.

La receta de calabaza rellena la tenía olvidada. Hace unos días, hablando con una amiga uruguaya me la mencionó. Inmediatamente se activó mi memoria de olores y sabores. ¡Cómo no acordarme de las calabazas rellenas! Las preparaba mi madre en mi casa, mi abuela en la suya, pero yo era muy mala comedora de pequeña y a pesar de que con el olor que desprendían “se me hacía agua la boca”, me negaba a probarlas. Pasó mucho tiempo para que las probara, no se cuanto, pero si se que desde ese día las he sabido saborear.

Cuando dejé de hablar con mi amiga me fui a la cocina a ver que encontraba para preparar el relleno para las calabazas. Y ese es el resultado.


Ingredientes


 -2 calabazas
– 1 lata de maíz.
– 200 ml de nata (si lo queremos mas light cambiamos la nata por queso crema tipo filadelphia)
– 200 gr. de requesón
– 4 cebollas de verdeo (cebollas frescas)
– 2 chalotas
*
– 100 gr. de queso Parmesano rallado
– Nuez moscada
– Sal
– Pimienta
– Aceite


*También conocida como chalote, escaloña o un nombre científico, imposible de acordarse que no puedo ni repetir. Es altamente recomendable. El sabor es una mezcla de ajo y cebolla, demasiado rico. Y cuando se cocina, el olor atrae a todos. Si no consiguen, sustituirlo por 2 dientes de ajo.

Preparación

     Cortamos las calabazas por la mitad y a lo largo. Quitamos todas las semillas. Condimentamos con un poco de sal, pimienta, aceite y llevamos al horno hasta que estén tiernas cuando las pinchemos con un tenedor.

     En un bowl ponemos el requesón, el maíz, la mitad del queso Parmesano, la nata, la cebolla y ajo que tenemos rehogado y mezclamos bien. 
–     Condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada

     Cuando están listas las calabazas, las ahuecamos un poquito ¡OJO! Cuidar de no dejar solo la piel de la calabaza porque se rompe, hay que dejar una base.
Con lo que sacamos hacemos un puré y lo agregamos a la preparación anterior mezclando muy bien. Rectificamos los condimentos.

     Rellenamos las calabazas con la mezcla que preparamos.

     Ponemos la otra mitad del queso Parmesano por arriba, Salpimentamos y llevamos al horno hasta que se funda el queso. 

 

      Espero que os haya gustado la receta de mi amiga María Esther. Una seguidora incondicional y colaboradora de REC&REC. Un gustazo trabajar con esta pedazo de uruguaya.

 

 

2 Comments
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *