ENSALADA TEMPLADA CON LANGOSTINOS, FRUTOS SECOS Y CRUJIENTE DE CHIRIVÍA



Esta es una de mis ensaladas preferidas. Recuerdo cuando mi amigo Paco, propietario y chef del restaurante K-anròs, trabajaba en el Restaurante Florazar de Cullera (Valencia). Este era uno de mis entrantes preferidos. Una ensalada templada con gamba rallada, frutos secos y unos chips crujientes de chirivía. Una verdadera pasada. La clave está en el jugo que extraemos de las cabezas de la gamba con la que después aliñaremos la ensalada.

INGREDIENTES (para 2 personas)

Brotes de lechuga

4 gambas 

Frutos secos (pipas, nueces)

Chirivía 

1/2 cebolla mediana

1 ajo

Aceite

Sal

ELABORACIÓN



Para preparar el la ensalada en primer lugar quitaremos las cabezas de las gambas y en una sartén con un chorrito de aceite saltearemos las cabezas para que vayan sacando su todo su jugo. Podemos añadir un poquito de cebolla picada y un ajo. Cuando esté todo bien sofrito, colamos el contenido de la sartén y reservamos en un bol. Con este jugo aliñaremos la ensalada. 

A continuación pelamos las gambas dejando tan solo la cáscara de la parte final de la cola de la gamba. Seguidamente las márcamos con unas gotas de aceite y una pizca de sal en la sartén y reservamos. Finalmente, tan solo tendremos que preparar los brotes de la lechuga, le añadimos un poco de sal y los frutos secos. Yo le puse pipas y nueces pero también le podéis poner pistachos o cacahuetes. 

Para hacer el crujiente de chirivía la rayamos en forma de tiras y las freímos en la sartén. También podéis utilizar la yuca. Le va muy bien.

Para acabar de preparar la receta, tan solo nos queda decorar la ensalada con las colas de las gambas y la chirivía. Aliñamos con el jugo de las gambas y listo. Para morirse de gusto.
Te encantará.


Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *