GAZPACHO MANCHEGO. AUNQUE EL FRÍO SE RESISTA

GAZPACHO MANCHEGO. AUNQUE EL FRÍO SE RESISTA

Llevamos casi un mes de otoño y parece que el frío se resiste a llegar. Aún así no lo he podido resistir y el pasado fin de semana preparé un gazpacho manchego. A lo largo de los años he podido comer diferentes recetas de los gazpachos. Con la carne en trozos, con la carne desilachada. Con la torta en la base, con la torta troceada. Más caldosos, menos caldosos. Con miel, con almendras,…. En fin, todas ellas sabrosas pero con estilos distintos. Yo os he preparado la receta que solemos preparar en casa, con la carne desmenuzada, con la torta partida y con poco caldo, más bien meloso.

No se a vosotros, pero para mí son de esos guisos reconfortantes, que acompañan perfectamente con un vino tinto y que incitan a descansar en un sillón orejero después de comer. Son guisos que me traen tantos recuerdos a familia y a reunión. Son momentos entrañables que con un plato de gazpacho delante me calman el anhelo.

Así son los gazpachos. Una delicia.

INGREDIENTES ( 8 personas)

500g de pollo troceado

500g de conejo troceado

1 hígado de conejo

1 cabeza de ajos

2 paquetes de tortas de gazpacho

3 litros de caldo

Hierbas  o sazonador para gazpachos.

Canela

Aceite

Sal

PREPARACIÓN

En primer lugar sofreímos la carne y el hígado hasta que esté bien dorada. Seguidamente metemos la carne una cebolla y un tomate pelado en la olla a presión con 2/3 de agua y dejamos que pite durante 5 minutos.

Dejamos que se temple y cuando se pueda abrir la olla, sacamos la carne y la desmenuzaremos  con mucho cuidado para que no se nos cuele ningún hueso que pueda ser molesto. Picamos en un mortero el hígado y lo reservamos.

Cogemos una paellera de unos 45 cm aproximadamente y pondremos la carne con 3 litros aproximadamente de caldo llevamos a ebullición. Mientras tanto, con la misma sartén que hemos sofrito la carne sofreímos unos ajos. Le añadimos una cucharadita de pimentón dulce. Removemos y antes de que se queme lo vertemos a la paellera. Disolveremos el hígado con un poco de caldo y lo vertemos también en la paellera.

Una vez esté hirviendo el caldo le añadiremos las hierbas y salpimentamos. Añadimos los dos paquetes de tortas y dejamos que hierva durante unos 12-15 minutos sin dejar de remover.

Finalmente le damos un último toque con un poquito de canela. Y ya lo tenemos preparado.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *