LA MADURA. LOS VINOS DE OTILIO

LA MADURA. LOS VINOS DE OTILIO

Por Otilio Haro

Lo que hace Juan José Martínez Palmero a esos 1000 metros de altitud es una puta y santa maravilla. Este La Madura encierra una uva de las llamadas neutras, como es la Merseguera, y que sin embargo nos está dando tantas alegrías en manos de según quién. Aquí el pájaro le da aires de complejidad y la eleva. Su paso por madera parece el justo y necesario.

El vino tiene ya un color significativo y acorde al nombre. Valgan sus tonalidades ocres brillantes y una densidad visual. Sus aromas son de carne de membrillo junto a notas almibaradas e incluso de heno, ese rollo tan natural… En boca tiene peso, el que se intuía. Resulta envolvente a cada sorbo, el regusto de esa fruta de hueso y la marca de su acidez son todo un valor. Con un postgusto rico y persistente.
Sobre los 18 €. Con una buena paella tradicional es una locura.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *