ONOMÁSTICA SEGUNDO AÑO. LOS VINOS DE OTILIO

ONOMÁSTICA SEGUNDO AÑO. LOS VINOS DE OTILIO

Por Otilio Haro

Segundo año es el equivalente hoy de crianza. Carlos Serres rescata esta forma de calificar en su gama Onomástica. Es un vino generosísimo, que explica a la perfección esa transición de lo clásico a lo moderno.


El color es precioso en cuanto a brillo y rubíes. Con una “lagrimaza” que habla ya de su untuosidad. Aromas profundos de fruta roja madura y múltiples especias dulces; clavo, canela… La aireación saca lácteos además de otras notas de café tostado y balsámicos en su final; laurel fresco, tomillo… Complejidad que irá en aumento sin duda. Aún así, creo haberlo cogido perfecto según mi gusto. Porque en boca tiene ese rock and roll de la astringencia ideal que tanto me pone y está elegante ya. Aquí la fruta se torna negra y suelta cierta amargosidad. La madera está perfectamente fusionada. Sus taninos secantes te diría que son sedantes. Hay frescura y por lo tanto, hay vida. Que se la de otro.
En torno en los 14 €. este 2015 es una puta y santa maravilla.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *