PANQUEMAO. PREPARANDO LA SEMANA SANTA.

PANQUEMAO. PREPARANDO LA SEMANA SANTA.

Ya os digo yo que no es imposible hacer un panquemao en condiciones. Estoy más que satisfecho del resultado, pero he de admitir que requiere tener un poco de paciencia y hay que ser perseverante. Si a la primera no sale como esperáis, no os preocupéis. A la próxima. Así pues, a las puertas de la Semana Santa y plagados de restricciones, os propongo una receta para realizar en familia durante estas fechas. Ánimo.

Respecto a los ingredientes y las cantidades he podido ver muchas variaciones de una receta a otra. También debo decir que según la zona geográfica, un mismo dulce tiene diferentes matices. Por ejemplo, en mi pueblo no se le suele poner ralladura de cítricos, ni canela, pero sin embargo, a pocos kilómetros de aquí es habitual que lleve estos ingredientes. Incluso si hacéis una cata de panquemaos de los hornos de la zona, podréis comprobar las diferencias que hay entre unos y otros en la cocción, en la decoración y en definitiva en la textura y sabor de cada uno de ellos. Es maravilloso.

Si os parece, os explico como lo he preparado yo.

INGREDIENTES

2 huevos medianos

300 g de harina de fuerza

60 ml de leche

60 g de azúcar

85 ml de aceite de oliva suave

13 g de levadura fresca

Azúcar para espolvorear por encima

1 huevo para pintar el panquemao

Ralladura de naranja y/o limón (opcional)

Canela (opcional)

PROCESO

En primer lugar vamos a deshacer la levadura con la leche tibia. Mientras tanto, en un bol añadimos el resto de ingredientes a excepción de la harina. Mezclamos bien.

Añadimos la leche con la levadura y poco a poco vamos añadiendo la harina. Yo he utilizado una batidora de amasar hasta que ha cogido cierta consistencia, ya que la masa queda bastante pegajosa.

Cuando la hayamos añadido, la sacamos del bol y con la ayuda de una espátula y un poco de harina sobre la encimera vamos amasando hasta que coja elesticidad y no se pegue en las manos. Este proceso puede ocupar unos quince minutos perfectamente. Así que no tengáis prisa que poco a poco lo conseguiremos.

Terminamos de amasar con un poco de aceite en las manos y la introducimos en un bol. Tapamos y dejamos reposar entre dos y tres horas en un sitio cálido hasta que doble su volumen.

Pasado este tiempo, sacamos del bol, y la ponemos sobre la bandeja del horno con papel sulfurizado y encima de una oblea. Le damos la forma que queremos sin miedo al manosearla y la tapamos con un paño durante un par de horas aproximadamente hasta que doble de nuevo su volumen.

Precalentamos el horno a 180ºC y una vez listo pintamos el panquemao con el huevo batido. Espolvoreamos con azúcar y introduciremos en el horno alrededor de 20-25 minutos. Dejamos que se temple y listo para compartir esta Semana Santa.

El resultado es espectacular

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *