PATÉ DE TOMATE SECO. LA INFLUENCIA DE LO TRADICIONAL.

PATÉ DE TOMATE SECO. LA INFLUENCIA DE LO TRADICIONAL.

Esta semana os traigo una receta sencilla, intensa y con mucha tradición gracias a un buen amigo. La tradición que se desprende de la conservación de productos. Conservas, salazones, encurtidos o productos que se secan al sol para poder conservarlos durante todo el año. Es el caso del tomate seco. Un proceso que hoy la mayor parte de la gente no puede elaborar por falta de espacio o tiempo. Por suerte, empresas familiares y algunos particulares como mi buen amigo Alberto Baixauli se encargan de realizar este secado. Cuando se realizan producciones grandes se suele elaborar de forma mecanizada. Sin embargo, en el caso de Alberto, durante los meses de verano lo realiza de forma totalmente tradicional, realizando el secado al sol.

INGREDIENTES

250 g Tomates secos

2 c/s Aceite de oliva virgen extra

Hierbas aromáticas

Pimienta negra (opcional)

En conserva (opcional)

PROCESO

En primer lugar debemos rehidratar con agua caliente los tomates secos durante dos horas. De ese modo eliminamos el exceso de sal. Después simplemente los escurrimos y dejamos secar y cuando estén listos los trituramos junto a unas hierbas, pimienta (opcional) y un buen chorro de aceite de oliva virgen. El resultado es exquisito y sirve para tomar en tostadas, pasta o acompañando carnes y verduras. En esta ocasión yo no he podido resistirme y he preparado unas tostadas con el pan de calabaza de La Tahona del Abuelo. Impresionante.

Si queremos tener en conserva deberemos introducir la mezcla en un tarro hasta arriba. Cerramos y cubrimos totalmente de agua los tarros. Hervimos durante 25 minutos a partir de cuando empiece a hervir. Finalmente dejamos enfriar y ya tenemos el paté de tomate seco en conserva. Así es como lo hace mi amigo Alberto.

Alberto Baixauli
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *