PIMENTÓ I TOMATA EN SALMORRA.

PIMENTÓ I TOMATA EN SALMORRA.

Empezamos la temporada con una receta muy típica de nuestra tierra. La salmuera o como lo llamamos nosotros “salmorra” de pimiento, tomate y alficoz. Se trata de un concentración elevada de sal en el agua, que junto a otros ingredientes le proporcionan al alimento en cuestión un sabor salado y aromático con un toque avinagrado. Es una forma de conserva de verduras y hortalizas que nos permite comerlas en ensaladas durante los almuerzos típicos valencianos.

Para preparar esta receta me fui a casa de mi buen amigo José Pascual, el cual todos los años durante el verano lo prepara bajo la supervisión atenta de su vecino Rafa de Carlet. Así que José tuvo el detalle de avisarme para prepararlo los tres conjuntamente.

Preparar la salmorra tiene su cosa, ya que según la zona geográfica tiene sus pequeñas variaciones en cuanto a cantidades e ingredientes se refiere. Nuestra receta es la que prepara Rafa de Carlet y el resuldado es fantástico. En 4 o 5 días lo tenemos listo para comer y nos puede durar varias semanas.

INGREDIENTES

15 litros de agua

700 g de sal fina

400 ml de vinagre de vino blanco

6 – 8 pimientos verdes medianos

6 tomates muy verdes

4 anficoz (opcional según la zona geográfica)

Varias hojas de algarrobo

2 hojas de caña (cañizo)

Unas ramas de pebrella

Unas ramas de ajedrea (herba d´olives o sojolida )

PREPARACIÓN

La preparación es muy sencilla. Cojemos un cubo de unos 21 litros de capacidad, de los cuales llenaremos de agua unos 15 litros. Seguidamente le añadimos el vinagre y la sal y removemos con la mano hasta que se diluya.

Después procederemos a cortar los pimientos, a los cuales les haremos 3 o 4 cortes de forma longitudinal desde la parte superior hasta la parte inferior de esta. Partiremos los tomates por la mitad y con el cohombro o alficoz los cortaremos en pequeños trozos. Lo incorporamos todo al cubo de agua  y le añadimos las hierbas, las hojas de algarrobo y la de caña. Tapamos bien y guardamos en un lugar que no le de mucha luz. Después de 4 o 5 días estará listo para comer.

Es importante que removamos la mezcla cada dos días aproximadamente para evitar que se estropee el contenido. A medida que se nos vaya terminando, podemos ir añadiendo pimientos y tomates de forma progresiva. Si no lo comemos se en unas semanas se van a reblandecer en exceso y no estarán buenos. Esto nos obliga a comer casi a diario o a regalar a la familia y amigos. Seguro que se alegran.

El resultado es espectacular y siempre apetece comer, especialmente en verano junto con las ensaladas y los almuerzos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *