REVUELTO DE SOBRASADA Y GORGONZOLA. PARA VALIENTES

Puede que este sea uno de los revueltos más potentes y sabrosos que he preparado. Un revuelto con sabores pronunciados pero que maridan a la perfección. Un revuelto cremoso donde la clave está en no abusar de las cantidades de sobrasada y queso. 

La sobrasada típica de las Islas Baleares es un embutido crudo curado, elaborado a partir de carnes seleccionadas del cerdo, condimentadas con sal, pimentón y pimienta negra. Se embute en tripa y presenta una lenta maduración. Con tan solo una cucharada de sobrasada es suficiente. Su sabor intenso, su aroma y su color rojizo le dan un toque especial. De la mano un queso. Esta vez nos decantamos por el gorgonzola. Un queso azul cremoso de vaca con DOP. Un queso originariamente de Gorgonzola, una ciudad cercana a Milán. Hoy en día se produce también en ciudades como Novara, Vercelli, Cuneo, Biella, Verbania, en el territorio de Casale Monferrato, Bérgamo, Brescia, Como, Cremona, Lecco, Lodi, Milán, Pavía y Varese.  

PREPARACIÓN (para 2 personas)

Para preparar este revuelto tan sabroso necesitaremos tres huevos, una porción de sobrasada y unos 25 gramos de queso gorgonzola. En una sartén con un chorrito de aceite ponemos la sobrasada y cuando comience a derretirse echamos el queso troceado y seguidamente los huevos previamente un poco batidos. Rectificamos de sal y removemos a fuego lento hasta que cuaje para que nos quede cremoso. 

Una explosión de sabores.

2 Comments
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *