TARTA TATÍN. LA DAMA DEL LLAC

Recuerdo este verano pasado cuando estuvimos en Andorra. Fuimos en plan familiar con los niños, con Marta y con Carlos. Pudimos disfrutar de su paisaje, de su clima y como no, de su gastronomía. Uno de los restaurantes que visitamos fue La Dama del Llac, situado a los pies del lago d´Engolasters. Su terraza recogida, nos ofrece unas vistas increíbles. Al llegar entramos al restaurante y lo primero que vimos fueron los postres. La dueña había preparado una clafoutis y una tarta tatin con una pinta espectacular. Comimos de menú y aunque la tatin no entraba, tuvieron la deferencia de incluirla dentro del postre. Estaba de escándalo. Tanto la comida como el trato fueron exquisitos. 

SU ORIGEN

El origen de esta tarta se encuentra en Francia, de la mano de las hermanas Stephanie y Caroline Tatin. A esta tarta se la conoce también como tarta invertida, ya que al contrario que el resto de tartas, la masa está en la parte superior a la hora de hornearla, y se le da la vuelta a la hora de servirla, estando aún caliente.


Existen varias teorías que argumentan el origen de esta tarta.Se cree que las hermanas Tatin elaboraron esta tarta por accidente en el hotel que regentaban, el Hotel Tatin ubicado en Lamotte-Beuvron (Francia), allá por el año 1889.  La responsable  de este percance  fue Stephanie, la hermana que se ocupaba de la cocina, unos dicen que porque se pasó cocinando las manzanas y las caramelizó, otros dicen que se equivocó al poner las manzanas en el molde antes que la masa y hay también quien argumenta que la Tarta Tatin se creó a conciencia, siendo las tartas invertidas las que se solían hacer cuando no había hornos en las cocinas.


La Tarta Tatin original se elabora con manzanas, pero hoy en día encontramos esta tarta hecha con todo tipo de frutas, fresas, melocotones, peras, plátanos… incluso con vegetales y en creaciones saladas.

La masa que se suele utilizar también puede variar. Puede hacerse con pasta brisa, masa quebrada u hojaldre. Yo la preparé con masa quebrada.

Con respecto a las manzanas, conviene que sean de una variedad fuerte para que no se deshagan después de caramelizarlas y hornearlas, puedes elegir entonces unas manzanas Reineta, unas Fuji.
Y para servirla, puede ser caliente o fría, recién hecha es una delicia. Muchas veces se acompaña de helado de vainilla.


INGREDIENTES


Un molde de unos 24 cm de diámetro

1,5 kg de manzanas fuji o similar

100 gr de mantequilla

180 gr de azúcar blanco

1 lámina de masa quebrada




EL PROCESO




Pelamos las manzanas y les quitamos el corazón. Después las partimos en cuartos. Colocar la mantequilla y el azúcar en una sartén o molde adecuado para poder meterlo al horno con posterioridad.
Calentamos a fuego medio hasta que se junten bien los ingredientes. Disponer los gajos de manzana apretados en la sartén sin que queden huecos. Tendremos que dar la vuelta a la tarta; por tanto hay que organizar la manzana de modo que cubra toda la superficie. Dejamos la sartén o molde a fuego lento durante unos 35 a 40 minutos o hasta que la manzana se ablande, el caramelo se dore y se evapore el exceso de líquido. Rociamos la manzana con su jugo de modo que se caramelice la parte superior también.

Precalentar el horno a 190º C. Extendemos la masa formando un disco que cubra todo el molde. Colocar la masa encima de la manzana presionando los bordes hacia abajo con la masa sobrante.
Hornear durante 25 a 30 minutos o hasta que la masa se dore. Sacamos del horno y la dejamos reposar 5 minutos antes de darle la vuelta.
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *