TERRINA DECORDERO CON OREJONES Y PASAS. BIENVENIDA NAVIDAD.

TERRINA DECORDERO CON OREJONES Y PASAS. BIENVENIDA NAVIDAD.

Para esta Navidad tan atípica os he preparado una terrina de cordero deliciosa con su mismo jugo. Un plato que podemos preparar con tiempo y así el mismo día de Navidad podemos estar más pendientes de los nuestros.

Vamos a preparar unas 8 raciones, dependiendo del tamaño de estas, claro. Si os sobra alguna ración la podemos guardar en el congelador para otra ocasión, aunque sinceramente os tengo que decir, que no creo que dejéis nada para otro día. Vamos al lío, que hay un poco de faena.

INGREDIENTES

Los ingredientes que vamos a utilizar son los siguientes:

2 paletillas de cordero

Para el caldo

Huesos de ternera para el caldo

1 cebolla

Tomillo

Romero

Laurel

Pimientas en grano

Sal

Para el relleno

Orejones deshidratados

Pasas sultanas

PROCESO

Para preparar la terrina en primer lugar vamos a preparar el caldo. Para ello, primero asaremos en el horno los huesos de ternera y la cebolla durante una hora a 200ºC.

Introduciremos los huesos y la cebolla asada y pelada en una cazuela con agua. Herviremos durante una hora aproximadamente con un poco de sal, las hiervas aromáticas y la pimienta en grano. Cuando lo tengamos listo, lo colaremos y en ese mismo caldo introduciremos las paletillas de cordero.

Es importante que le den un corte en la carnicería para que queda en la cazuela. Dejamos hervir durante dos horas a fuego lento. Durante este tiempo hidrataremos los orejones y las pasas. Podéis hacerlo con agua, pero también con un vino dulce o coñac.

Pasado este tiempo. Sacamos el cordero y dejamos que se temple. Dejaremos que el caldo reduzca hasta que se evapore la mayor parte de este. Cuando se enfríe guardaremos en el frigorífico para poder desengrasar el caldo.

Seguimos con el cordero. Cuando esté templado, lo deshuesamos y desmigamos un poco como podéis observar en las imágenes. Cortamos los orejones y las pasas en pequeños trozos y mezclamos en un bol junto al cordero. Ponemos un cazo del caldo en la mezcla para que esté mucho más jugoso. Rectificamos de sal y lo vamos a introducir en un molde. Mi molde tenía unas dimensiones de 10 cm por 25 cm. pero podéis utilizar el que tengáis a mano en casa.

Forramos el molde con film dejando un sobrante para taparlo una vez relleno. Introducimos la mezcla en el molde y vamos presionando de forma que quede bien prensado. Introduciremos en el frigorífico durante unas 12 horas con un peso encima de la mezcla. Pasado este tiempo desmoldaremos y cortaremos con cuidado las raciones según los comensales que seamos.

Para presentarlo vamos marcarlo. Y para ello, vamos a coger un trozo de papel sulfurizado y lo pondremos encima de la sartén. Sobre el papel pondremos un chorrito de aceite y marcaremos con cuidado por las dos partes. Podemos reservarlos en el horno a unos 50º C para que guarden la temperatura ideal. Y mientras tanto vamos reduciendo el caldo que hemos obtenidos de la cocción de los huesos y de la paletilla y que habremos desengrasado previamente como podéis observar. Ese jugo intenso y aromático a hiervas de monte será el que reduciremos al máximo de nuevo para regar por encima de cada terrina. Podemos servirlo en una jarrita de porcelana y así que cada uno se sirva el que le apetezca.

El resultado es impresionante y el sabor de la terrina con su jugo ya no os lo digo. Tendréis que probarlo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *